Posts Tagged ‘muerte’

La gloria del deporte

El camino de un deportista hacia la gloria es arduo y azaroso. Un recorrido marcado por las lágrimas, el sudor, las horas de entrenamiento, el afán de superación diario.  Mucho de ellos no logran alcanzar el éxito en toda su carrera deportiva. Sin embargo, en tan sólo cuestión de segundos una persona puede tocar el cielo con las manos. Subir a lo más alto. Ganar la carrera mas larga, alcanzar la meta y descansar para siempre. Por una vez las miradas, los aplausos y los flashes no son para las estrellas. Los protagonistas son aquellos que nos dejan. De una manera o de otra, se fueron haciendo lo que más le gusta.

Hoy las lágrimas son de otros. Las miradas están puestas en ti. Aquellos que disfrutaron contigo te acompañan en tú última carrera. En el abismo de la soledad tú te sientes campeón porque has cruzado el umbral que separa la vida y la muerte. Mientras tu familia se pregunta si se podía haber hecho algo más para salvar tu vida.

Tal vez si el médico hubiera llegado antes estarías ahora con ellos. Quizás si hubiera los servicios sanitarios mínimos para la atención de cualquier ser humano seguirías marcando goles.

Hoy me acuerdo de Antonio Puerta, Dani Jarque y muchos deportistas que si se hubieran tomado las medidas necesarias estarían hoy entre nosotros.  Estas palabras son un alegato para los que mandan. Que protejan a nuestros deportistas.  A todos. Desde el crack mundial al chico que juega en el polideportivo de su barrio.

El fútbol se tiñe de sangre

Esta entrada es un homenaje a todos los aficionados que han fallecido por el simple hecho de sentir unos colores y de disfrutar de la fiesta del fútbol. Cuando el terreno de juego se convierte en un campo de batalla todo esta perdido.

En primer lugar, nos remontamos al 15 de Abril de 1985 en el estadio Ramón de Carranza (Cádiz). En el partido que disputaban el Cádiz contra el Castellón, un aficionado, Luis Montero Rodríguez fue alcanzado por una bengala que le causo la muerte de inmediato.

En 1991 Eufrasio Alcázar, seguidor del Atlético de Madrid, recibió una puñalada que acabó con su vida.

Ese mismo año, el hincha del Español Frederic Rouquier perdió la vida como consecuencia de las cinco puñaladas que le propinaron los hinchas mas radicales del FC Barcelona, los Boixos Nois.

Tan solo un año mas tarde, el 15 de Marzo de 1992, un niño de 13 años, Guillermo Alfonso Lázaro, fallecía en el acto tras ser alcanzado por una bengala lanzada desde una de las gradas del antiguo estadio de Sarria donde presenciaba un partido del Español.

El 12 de Marzo de 1994 moría en La Coruña, mientras veía el partido entre el Atlético de Madrid y el FC Barcelona en un bar, Emiliano López Prada, que recibió una puñalada de un radical del Atlético cuando celebraba el gol conseguido por el equipo azulgrana.

El 9 de Diciembre de 1998 se disputaba en el estadio Vicente Calderón un partido de la copa de la UEFA que enfrentaba al Atlético de Madrid y la Real Sociedad. Aitor Zabaleta, hincha incondicional del equipo vasco, se desplazó hasta Madrid junto a su novia para presenciar el encuentro. A las afueras del estadio, Zabaleta recibió una puñalada de un cabeza rapada (Ricardo Guerra) perteneciente al desaparecido grupo de ultraderecha “Bastión”. Según dictaminó el forense, el navajazo le atravesó el ventrículo derecho del corazón y le produjo dos hemorragias masivas que le causaron la muerte al seguidor donostiarra.

El siguiente episodio de violencia en el fútbol fue dos años después de lo ocurrido en las inmediaciones del Vicente Calderón. El 25 de Octubre de 2000, Francisco Javier Jiménez, de 38 años de edad, era asesinado, de un disparo de escopeta en la cabeza, tras una discusión provocada porque la victima le recrimino a su agresor que festejara el mal resultado conseguido por el FC Barcelona en el partido de Copa de Europa que le enfrentaba al Leeds United inglés.

La ultima victima de esta larga lista era un seguidor del deportivo de la Coruña, Manuel Ríos Sánchez, que fallecía en las gradas del estadio de San Lázaro cuando presenciaba un partido de copa del rey entre el Compostela y el deportivo de la Coruña el 7 de Octubre de 2003. Este aficionado del “depor”, de 31 años de edad, casado y padre de dos niños, murió al recibir un golpe  cuando trataba de mediar una pelea entre seguidores rivales.

Descansen en paz.